BULGARIA

Un poquito de Bulgaria

Bulgaria es uno de los países menos explorados por los turistas de Europa, cosa que lo hace perfecto para los “tripster, ese tipo de viajero que está cansado de lo mainstream y busca lugares nuevos y desconocidos. ¿Barcelona? ¿Grecia? ¿Es enserio? Prefiero un atardecer en Burgas, pero claramente tu no has escuchado sobre este lugar…” 

Una de las cosas más fascinantes de este importante centro eslavo es que es un país compacto que la saca del estadio con sus paisajes: Costas con arena dorada en el mar negro, montañas de carácter alpino que rivalizan con cualquier Suiza, antiguas ciudades amuralladas que hicieron temblar a Roma y Constantinopla, hasta monasterios secretos en las montañas hasta una historia más antigua que la de la misma Grecia (gracias a sus habitantes los enigmáticos Tracios).  

Su posición privilegiada como la ruta de entrada a Europa desde Asia y Turquía le dio a Bulgaria un sinfín de imaginarios, historia y cultura que pocos países son capaces de igualar. Y todo a un precio ridículamente accesible… Ah sí, y Viktor Krum, el personaje de Harry Potter también es de acá.